miércoles, 14 de septiembre de 2011

Ruta de senderismo: Los Puertos de Áliva

Los puertos de Áliva son unas amplias praderas de montaña que se sitúan entre los macizos central y oriental de Picos de Europa. El acceso más estándar es desde la cota superior del Teleférico de Fuente Dé, pero para el que quiera evitarlo se puede partir desde el pueblo de Espinama y llegar mediante un relativamente largo y empinado ascenso, aunque sin complicaciones especiales.
 
Dificultad: Media
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil (sin niebla)
Belleza: Alta
Tiempo: 4 horas y media (16 kilómetros) (ver comentarios)

Situación
 
Desde Santander deberemos seguir la A8 en dirección a Oviedo hasta la salida de Unquera. Desde aquí seguiremos la N-621 en dirección a Potes. Al cabo de unos kilómetros entramos en territorio de Asturias y cruzamos Panes. Más adelante nos internamos en el Desfiladero de la Hermida. Terminado este largo paso de más de 20 kilómetros llegamos a Potes. De las carreteras que salen de este pueblo tenemos que seguir la que se dirige a Fuente Dé. Llegamos a Espinama en el kilómetro 18.

Puntos de interés:

Valle del río Nevandi. Invernales de Iguedri. Puertos de Áliva. Vistas sobre Peña Vieja.


Descripción de la ruta:


En el pequeño pueblo de Espinama (880 mts) aún quedan interesantes ejemplos de casa popular. Tomamos cualquiera de las dos calles que remonta el río Nevandi y que confluyen al final del pueblo en un amplio camino que deja el cauce a la izquierda. A partir de aquí nos toca remontar esta ancha pista salvando un fuerte desnivel sólo compensado por el buen firme y el estar relativamente sombreado.




Al poco de empezar a ascender ya veremos sobre nosotros el Pico de Valdecoro, a más de 1800 metros. A nuestras espaldas el cerrado hayedo de las Ilces. La vegetación se compone esencialmente de robles.

Al cabo de 3 kilómetros (cota 1300 mts) la arboleda se difumina y llegamos a los invernales de Iguedri, un conjunto de cabañas que destaca por su gran número y su buen estado. Casi inmediatamente llegamos a las portillas del Boquerón, que dan paso a los puertos de Áliva.




Los siguientes metros discurren por un pequeño valle mientras observamos de frente la mole caliza del Pico Cortés. Se nos incorpora un camino desde nuestra derecha y tras unas fuertes pendiente y revueltas vamos entrando en la parte principal de los Puertos de Áliva. A la izquierda aparecen las casi fantasmales montañas de Peña Vieja y Peña Olvidada mientras se extiende junto a nosotros una gran pradera ocupada por vacas, caballos y ovejas.

En la cota 1470 (5 kilómetros) ignoramos un camino que sale a la derecha en dirección a Sotres (será por el que volvamos) haciendo lo mismo con un segundo camino que surge poco después. Entre ambos observaremos ya por debajo de nosotros un pequeño edificio religioso que corresponde a la ermita de la virgen de Áliva o de La Santuca, festejada el 2 de Julio con romería.



Seguimos ascendiendo por el camino principal entre la gran pradera, siendo cada vez más presente la presencia de Peña Vieja frente a nosotros. En este tramo empezamos a vislumbrar el edificio del Hotel Refugio de Áliva bajo este macizo rocoso. Alcanzaremos dicho lugar en el kilómetro 7 (cota 1670 m).
Nuestras excursión de hoy acaba en este punto, pero nos asomaremos al otro lado para observar el edificio blanco con tejado rojo del chalet Real, que se encuentra directamente bajo la peña. Fue construido para el rey Alfonso XIII cuando venía a cazar invitado por la real compañía Asturiana dedicada a la extracción de Zinc.





Podemos volver sobre nuestros pasos pero en lugar de ello proponemos un breve recorrido circular. Para ello tomaremos el sendero que recorre en sentido descendente el cordal en el que se encuentra el refugio de Áliva, la Llomba del Toro, y que en realidad es la antigua morrena del glaciar que en cuaternario ocupó esta área.

Al poco nos encontramos con un camino más marcado que podemos tomar a la derecha para enlazar con el camino de ida, pero podemos continuar unos centenares de metros más de frente.


Desde aquí podemos ver bajo nosotros la ermita de la Santuca y un camino que pasa junto a la misma y que va paulatinamente al encuentro del que nosotros llevamos. Si seguimos el camino acabaremos encontrado dicha unión, pero por no alargar en exceso el recorrido podemos abandonar la loma por su lado derecho, atravesar un tramo de praderías e incorporarnos al camino indicado en busca del encuentro de la ermita.

Desde la misma seguiremos disfrutando de estos preciosos prados de montaña hasta que en unos 800 metros adicionales nos acabamos incorporando al camino por el que ascendimos. Desde aquí no queda sino desandar lo andado hasta Espinama.






Comentarios.


En verano puede llegar a ser difícil aparcar en el pueblo de Espinama y puede llegar a ser frecuente el tránsito de vehículos en todo-terreno hacia el refugio de Áliva.. El recorrido se puede alargar o recortar en función del momento en que iniciemos el regreso. Tenemos fuentes en los invernales de Igüedri y pasado el portillo del Boquerón.

La forma de acceso más habitual a los puertos de Aliva es desde el Teleférico de Fuente Dé, mediante un cómodo recorrido en descenso. Recientemente se ha habilitado un sendero entre la portilla del Boquerón y Fuente Dé para evitar el recorrido final por carretera entre Espinama y Fuente Dé. Por la zona existen varias excursiones alternativas: Camino a Sotres, Subida a Pico Cortés, ruta a Mogrovejo por la Peña Oviedo…

Track de la ruta:


3 comentarios:

  1. Magnifico post de un paseo altamente recomendable por un lugar maravilloso. Saludos.

    ResponderEliminar